Como experto en ortopedia, el Dr. Roberto Martinez Nava puede asesorarte y atender lesiones de rodilla, de las cuales escribimos en esta ocasión, presta atención a los síntomas y dolores, para que te des cuenta de cuando es necesario visitar al especialista.

 

Los dolores de la rodilla son recurrentes, especialmente cuando es una parte que soporta nuestro peso corporal, brinda fuerza para caminar, correr o saltar, sin embargo, existen causas comunes de dolor de la rodilla, las cuales son:

 

ESGUINCES Y DISTENSIONES: Surgen si sientes que has realizado más ejercicio del que estas acostumbrado, esto no significa que tengas un daño permanente, recurrentemente se manejan terapias de frío y compresión, junto con toma de analgésicos para curarlas. Para prevenir este tipo de lesiones, realiza ejercicios de estiramiento, incrementa gradualmente los niveles de actividad física y usa zapatos adecuados.

 

DOLOR ANTERIOR: Es un dolor que está presente alrededor de la rótula, también se le conoce como síndrome de dolor parelofemoral, es un dolor que se asocia a lesiones previas, sobreutilización de articulaciones, debilidad muscular y leve desplazamientos de la rótula. El estado de las rodillas con este problema empeora al permanecer durante largo tiempo, al agacharse, ponerse de rodillas o subir escaleras. Se puede tratar con analgésicos, descanso y terapia de frío con compresión, e incluso ejercicios de fisioterapia.

 

DAÑO EN MENISCO O CARTÍLAGO: Esta parte funciona como amortiguadores que absorben los impactos dentro de la rótula, pueden romperse después de un giro de articulación, al presentarse este caso, puede ocasionar dolor, inflamación u ocasionalmente, bloqueo de articulación. Para ser tratado, se necesita de descanso, fisioterapia e incluso, en caso de meniscos una cirugía para eliminar o reparar los tejidos dañados.

 

OSTEOARTRITIS: Un problema que le ocurre generalmente a personas mayores, existe dolor recurrente y rigidez en ambas rodillas, causa dalo e el cartílago articular e inflamación, el dolor en rodillas puede empeorar si se aumenta de peso, por esta razón, personas jóvenes con sobrepeso pueden contar con este problema. Para tratarlo, debes acudir con el especialista, deberás usar calzado adecuado para reducir presión en las articulaciones u apoyarte de un bastón, perder peso, tomar analgésicos u asistir a fisioterapia.

 

TENDINITIS: Es una lesión del tendón que conecta la rótula a la tibia, es una lesión conocida como “rodilla del saltador” ya que puede originarse cuando se realizan actividades como el baloncesto y el voleibol. Se puede tratar con descanso, terapia y analgésicos.

 

BURSITIS: Es una acumulación de fluidos sobre la articulación de la rodilla, causados por movimientos repetitivos de la articulación o por estar arrodillado durante periodos largos. Causa dolor y empeora al doblar la rodilla, para el tratamiento se recomienda reposo, compresas en frío para reducir la inflamación y uso de analgésicos, debe ser considerado acudir al médico de emergencia para descartar una lesión más grave.

 

TORSIÓN DE LIGAMENTOS O TENDONES: Los ligamentos son bandas resistentes que conectan los huesos con las articulaciones, los tendones conectan los músculos al hueso. Estos tejidos se pueden desgarrar al correr o practicando deportes tales como fútbol o rugby, cuando se tiene una lesión en ellos, causa dolor, aun cuando se está en reposo y normalmente se escucha un crujido al mover la rodilla. Debes acudir con el especialista y acudir con un traumatólogo para que recibas el tratamiento adecuado.

 

ENFERMEDAD DE OSGOOD-SCHLATTER: Es un problema que se presenta regularmente en adolescentes y adultos jóvenes, causa dolor, inflamación y sensibilidad en la espinilla (tibia) justo debajo de la rótula, ocurre cuando se daña la parte superior de la tibia debido al crecimiento. Se recomienda reducir la actividad física, toma de analgésicos y terapia de frío y compresión que pueden ayudar a calmar el dolor en la mayoría de los niños.

 

GOTA: Se presenta con intenso dolor en la articulación, se vuelve unza zona roja y caliente es una forma de artritis que es causada cuando el ácido úrico puede cristalizarse y causar el dolor e inflamación, límita el movimiento y el dolor se puede presentar en reposo o incluso en la noche. Para su tratamiento, se debe consultar al médico, deberás realizar una terapia de frío con compresión, tomar antiinflamatorios, es posible que cambies tu dieta y lleves un tratamiento adicional para prevenir los ataques de gota si son frecuentes.

 

ARTRITIS INFECCIOSA: Es una infección en la rodilla, una condición grave que causa dolor intenso, e inflamación con calor, puede causar otros síntomas como malestar y fiebre, puede ser confundida con gota. En este caso debes acudir inmediatamente al médico, se necesita para el tratamiento, drenaje de los fluidos de la rodilla antes de empezar con una terapia antibiótica.

 

Si notas los siguientes síntomas en la rodilla, acude de inmediato con el Dr. Roberto Martinez Nava

 

  • No puedes cargar ningún peso
  • Tienes dolor severo en reposo
  • Bloqueo en articulación o sientes crujidos dolorosos
  • Articulaciones vencidas
  • No puedes doblar o estirar completamente la rodilla
  • La rodilla se deformó
  • Sientes calor alrededor de la articulación, o está muy inflamada
  • Dolor, inflamación, entumecimiento o cosquilleo en la pantorrilla, por debajo de la rodilla afectada.
  • El dolor no cesa y no empieza a mejorar en unas semanas
  • Tienes dolor severo después de unos pocos días de reposo.